Un juez ordena a la banca devolver lo cobrado por la “cláusula suelo”

El titular de lo mercantil considera que si las cláusulas son abusivas son nulas, y por lo tanto, sus efectos económicos y financieros también

Un juzgado de Bilbao ha condenado a Novagalicia Banco a devolver casi 12.000 euros a una pareja que contrató con ellos en septiembre de 2006 una hipoteca con cláusula “suelo-techo”. Los demandantes solicitaron durante la vista del caso la declaración de nulidad “de pleno derecho” de dicha cláusula, que establecía que los intereses nunca fuesen superiores al 9,75 % (techo), ni inferiores al 3,25 % (suelo).

También solicitaron el reintegro de las cantidades que “se hayan cobrado de más por la entidad en virtud de la aplicación de dicha cláusula nula, más el interés legal desde la fecha de su cobro”.

Novagalicia Banco se avino a considerar la nulidad de la citada cláusula, tras la sentencia en este sentido emitida por el Tribunal Supremo el pasado 9 de mayo, pero se opuso a la devolución de las cantidades satisfechas por los demandantes. El titular del Juzgado número 1 de lo Mercantil de Bilbao, Marcos Bermúdez Avila, ha fallado a favor de los demandantes y condenado al Banco, nacido en 2011 de la fusión del negocio financiero de las cajas gallegas Caixa Galicia y Caixanova, a devolverles el dinero abonado, más los intereses correspondientes.

Al igual que  Novagalicia Banco, el presidente de Kutxabank, Mario Fernández, aseguró recientemente que la sentencia del Supremo no le es de aplicación en las hipotecas con ese tipo de claúsulas que tiene en su filial CajaSur. Fuentes del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco han asegurado que la sentencia del mercantil 1 de Bilbao pone fin a esa situación, y abre la puerta a que pueda ser reclamada la devolución por los particulares afectados.

En su fallo favorable a los demandantes, el magistrado se acoge a la citada sentencia del Supremo que declaró nulas las cláusulas que ponen un límite a las rebajas de la hipoteca por bajada del euríbor en los casos en los que no hubiese suficiente transparencia, incluso si el cliente se hubiese beneficiado de ellas en algún periodo de vigencia del préstamo. El juez Bermúdez Avila estima también que en el caso juzgado por él, no es aplicable la razón que llevó al Supremo a pronunciarse en contra de la aplicación, con efectos retroactivos, de la nulidad de las cláusulas suelo. El magistrado niega que devolver los casi 12.000 euros reclamados por las demandantes pueda generar algún “riesgo de transtornos graves” de tipo económico a la entidad financiera demandada.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s